A+ A A-

EE.UU. debe dejar de intentar probar la paciencia de la RPDC

Rate this item
(0 votes)

 

En estos días, la administración Trump presentó la “máxima presión e intervención” como nueva política sobre la República Popular Democrática de Corea y arma nuevo alboroto de sanción anti-RPDC.

El pasado día 4, la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano aprobó el proyecto de nueva ley de sanción anti-RPDC que estipula ampliar al máximo la esfera de sanción independiente contra Corea y aplicarla a las empresas, entidades e individuos extranjeros que tengan transacciones económicas con Corea o contraten a los obreros coreanos.

Al mismo tiempo, EE.UU. obliga y amenaza a otros países y sus empresas e individuos para que no tengan relaciones interestatales, económicas y comerciales normales con Corea, pretextando las “resoluciones de sanción” del Consejo de Seguridad de la ONU. De esta manera, pretende recrudecer más que nunca la sanción y presión contra Corea y bloquearla en el plano diplomático.

Como se ve, EE.UU. persigue el objetivo más cruel de arruinar la economía del país socialista y la vida del pueblo bajo el rótulo de la “no proliferación nuclear”, lo cual deviene un crimen de lesa humanidad que contraviene a los principios de la ley internacional, incluso la Carta de la ONU.

La sanción independiente de EE.UU. contra Corea no es un hecho reciente.

El obstinado intento de EE.UU. de justificar con la ley nacional la sanción contra un Estado soberano significa el desprecio al derecho internacional y burla a la sociedad internacional.

Lo insoslayable es la astuta ambición de EE.UU. de tomar la hegemonía mundial,ocultabajo el cartel de la sanción independiente contra Corea.

Los países a que EE.UU. aludió el bloqueomarítimo e impuso la ruptura de relaciones interestatales y la prohibición de transacciones económicas y comerciales con Corea son principalmente los que se encuentran en la competición estratégica con EE.UU. o están situados en los importantes puntos geopolíticos. La mayoría de ellos están sufriendo ya las sanciones de diferentes tipos de EE.UU.

Todo esto testimonia que la administración Trump describe el ejecicio del derecho soberano de la RPDC como “amenaza” y “provocación” a la paz y seguridad del mundo conel intento de aislar y aplastar a la RPDC, mayor obstáculo para el cumplimiento de su estrategia de hegemonía mundial, domar a los países que no le obedecen y tomar el control sobre las importantes zonas estratégicas.

En fin de cuentas, la aprobación del proyecto de ley de sanción contra Corea de carácter ilícito demuestra que se crea grave situación que puede acabar con los aparatos institucionales y los principios elementales de las relaciones internacionales, tales como el respeto a la soberanía, la no intervención en los asuntos internos y la solución pacifica de los conflictos.

Todos los hechos evidencian que ya pasaron el límite la arrogancia y el cinismo de EE.UU., que no vacila en nada para satisfacer su ambición hegemónica, y si los toleran, no se logrará nunca la paz ni estabilidad de este planeta.

Elevar la vigilancia sobre la campaña de sanción y presión contra Corea de EE.UU. y rechazar es la vía para defender la soberanía nacional de los países y preservar la paz y seguridad del mundo.

EE.UU. debe dejar de intentar probar la paciencia de la RPDC.

El disuasivo nuclear de autodefensa y la capacidad de ataque preventivo de Corea toman por su blanco a EE.UU., que hostiliza a la primera con el intento de aislarla y aplsatarla, y no pueden ser materia de regateo político o económico. Y la RPDC no los renuciará nunca aunque el imperio americano intensifique al máximo la sanción y presión.

Si la administración Trump tiene de veras la voluntad de establecer una nueva política sobre la RPDC sacando la lección del fracaso de la política de su antecesora, debe sustituir el Acuerdo de Armisticio RPDC-EE.UU. por el pacto de paz, eliminar completamente las relaciones hostiles y optar por el camino de contribuir a la paz duradera de la Península Coreana y a la larga, a la paz y seguridad del mundo.

Si ella se mantiene enfrascada en la sanción anti-RPDC sin distinguir bien a su rival, será totalmente responsable de las consecuencias catastróficas.

(Con información enviada desde el Instituto de Amistad Coreano-Latinoamericano y del Caribe)

ESTAMOS EN FACEBOOK

Cultura

Poesía palestina de combate

18-05-2017

  NO NOS IREMOS Tawfiq Az-Zayyad “Aquí sobre vuestros pec...

Poesía palestina de combate

Convocatorias

Gervasio

carteles

24-05-2017

carteles

Se viene

23-05-2017

Se viene

Troya

22-05-2017

Troya

Diario La Juventud