A+ A A-

El oportunismo político

Rate this item
(0 votes)

Gonzalo Abella.

El oligarca nace y muere oligarca. Huele a fragancias costosas y es altanero aún cuando no quiere parecerlo.

El  liberal se refugia en su fe abstracta en la democracia  formal.

El reformista social impulsa cambios escalonados, confiando en avanzar hacia una Sociedad mejor.  

El nacionalista auténtico enfrenta el saqueo imperial y sueña con una Patria soberana.

El revolucionario combina los frentes de lucha para avanzar con el pueblo, lo más rápido posible, hacia las metas transformadoras.

Pero hay otros perfiles políticos que no son tan transparentes. Se desnudan de a poco.

Uno es el fascista. En su ascenso, su demagogia puede disfrazarlo de nacionalista de izquierda, con una raíz popular. Solo en su plenitud, se desenmascara como sirviente de la dictadura terrorista y apátrida del capital financiero.

El otro disfrazado es el oportunista. Cuanto más pueda ascender en las filas del bando que está dispuesto a abandonar, mejor precio le pagará el Poder por su servicio.

Puede haber relaciones de respeto entre liberales, reformistas y revolucionarios. Pero el oportunista es otra cosa. Su entorno huele a corrupción.

A veces el oportunista no lo es plenamente desde el principio. Simplemente va descubriendo las ventajas personales de jugar para dos bandos.  A veces el Poder mismo lo ayuda a escalar posiciones como rebelde, y lo va seduciendo, pidiéndole a cambio favores triviales, hasta tenerlo totalmente en sus redes.   

El último medio siglo de nuestra Historia puede tomarse como Manual Clásico de la escalada del oportunismo. Ya estaba latente como mala hierba en el FA de 1971, hombro con hombro con luchadores honestos y mártires heroicos. Se nutrió enmascarado en el discurso centro izquierdista que aglutinaba la resistencia de todos contra el Golpe de Estado inminente.

En el exilio, el oportunismo copó la dirección del FA, y desde allí, con los recursos financieros recibidos y el apoyo de las ONGs,  controló la salida de la cárcel y la clandestinidad seleccionando a los vacilantes y excluyendo en lo posible a los más firmes. Desde luego, en el seno del FA se formaron núcleos de  resistencia. Estos núcleos sanos lucharon adentro hasta que llegó la prueba de fuego: gobernar. Cuando el Ministro de Finanzas fue elegido en Washington, llegó la hora de la ruptura. En la cúpula del FA (no en su base) quedó sólo el oportunismo, con blindajes disimulados por discursos dialogantes. Se fueron del  FA, los grupos que  no aceptaron un solo cargo, los que eligieron la intemperie,  en la hora más triste de la  claudicación programática.

Desde entonces, el oportunismo llegó a niveles increíbles. Extranjerización y envenenamiento de la tierra y el agua, desmantelamiento industrial, carestía, crisis educativa, violencia social, luz verde al saqueo trasnacional, alineamiento con las peores causa s imperiales. Desde luego, el oportunismo maquilla a veces sus verdaderas jugadas, sonríe a los Estados soberanos y finalmente les clava  un puñal por la espalda. Esto les sirve a los amos más que un servicio explícito de la derecha tradicional.

 El otro rasgo del oportunismo, el que estamos conociendo ahora, es su enojo contra los que mantienen en alto las banderas que ellos abandonaron. Primero niegan su existencia; después, minimizan su crecimiento. Cuando éste se vuelve inocultable, recurren a la calumnia, a la tergiversación y al lenguaje agresivo. Pero esta actitud agudiza sus contradicciones con la gente sana que todavía está en el FA, creyendo en un cambio posible desde adentro. La UP tiende la mano a todos esos compañeros honestos que dieron hasta ahora el máximo para que el FA no se echara  a perder del todo. Los necesitamos.    

 

Last modified on Thursday, 09 March 2017 20:51

ESTAMOS EN FACEBOOK

Cultura

5 mujeres clave de la revolución rusa

22-03-2017

Las mujeres que participaron en la revolución rusa desempeñaron un...

5 mujeres clave de la revolución rusa

Convocatorias

Gervasio

Ancla

27-03-2017

Ancla

Biocombustible

25-03-2017

Biocombustible

Camino

24-03-2017

Camino

Diario La Juventud