A+ A A-

Somos seres pensantes

Rate this item
(0 votes)

Gonzalo Abella.

Monitos, perritos y muchos otros mamíferos aprenden de su experiencia. Son inteligentes, porque aprenden a optar más allá del instinto. Estos cachorros son entrenados por sus padres y además aprenden jugando, como nuestros pequeños.  Pero ningún monito puede comprender una teoría científica, pues carece de pensamiento abstracto.

El pensamiento abstracto necesita un soporte material que es el lenguaje humano. No se puede pensar en abstracto sin palabras. Y nuestras palabras son un sistema de señales superior (un salto cualitativo) que se distingue de los lenguajes instintivos que muchas especies desarrollaron en millones  de años de evolución.

El lenguaje humano nace por la unión de dos circunstancias diferentes, que están  más unidas entre sí de lo que parece. Empecemos por la segunda, que es en parte producto de la primera. Por un lado el ser humano posee un “hardware” (un equipamiento) que es único.  La laringe humana con su cuerdas vocales produce sonidos muy diferenciados entre sí ( las “vocales”) que al llegar a la boca son intercalados con otros sonidos producidos por la lengua, los labios y los dientes, sonidos que no se oyen muy bien aislados, y por eso se los llama “con-sonantes”. Pero además los seres humanos tienen manos como los simios, y el  pulgar se opone a los otros dedos permitiendo un manejo de objetos y ciertas formas de trabajo (y de conocimiento por la práctica) muy superiores.

Pero el motivo principal de nuestro desarrollo intelectual fue que las hordas primitivas estaban compuestas de integrantes muy débiles e incapaces físicamente; sin colmillos, sin garras, sin caparazón, sin velocidad. La supervivencia exigía el trabajo colectivo y la ayuda mutua. Los sonidos de llamada, de alarma, de convocatoria, se fueron complejizando por la propia necesidad. Cuando se advirtió que una fresa silvestre y un fruto de un árbol tenían la posibilidad común de ser alimento, nació la palabra “fruta” que abarcaba a ambos. Cuando la fruta cubrió la escasez de la cacería, o la complementó, surgió una palabra aún más general (“comida”) que englobaba todo lo anterior. Así nacen los  conceptos abstractos. Todo mensaje es en realidad una relación entre conceptos, y todo razonamiento un eslabonamiento de juicos entre conceptos. La mano, la laringe, el trabajo en común, la emisión de sonidos articulados para organizarlo; he ahí la génesis de nuestro pensamiento abstracto, lo que nos hace seres humanos. Tiene razón San Juan: en principio era el Verbo.

Pero el Verbo puede flotar por fuera de la realidad que lo parió. Como conocemos más por las palabras (orales, escritas o twiteadas) que por la experiencia directa, las palabras pueden tergiversar la realidad.  Así nacen los prejuicios. Si yo asocio en la mente infantil que un niño “bueno” es un niño “lindo” seguramente por un tiempo asociará la fealdad con la maldad.

Si ante un comportamiento solidario yo digo que su ejecutor es muy “noble”, la nobleza de la sangre quedará asociada a atributos que casi nunca posee. 

Si un Presidente nos entrega por cadena de TV una serie de palabras cuidadosamente  organizadas, y las acompaña de cifras cuidadosamente  seleccionadas, y de una gestualidad de Padre protector, quedamos tranquilos y satisfechos. Un lejano caceroleo nos advierte que quizás no lo  ha dicho todo, o que no todos quedaron satisfechos, pero se nos olvidó por un momento Juan Lacaze,  el avión presidencial, la deuda misteriosa de ANCAP, el agua y la tierra envenenadas y extranjerizadas. En cuanto a mí, lo que no se me olvida es cerrar la reja, porque hay dos jóvenes nuevos, sospechosos, durmiendo en la vereda de mi casa. Vaya a saber si no son de esos desagradecidos que salen de las instituciones modelo de rehabilitación a los que hizo mención el Presidente, y que reinciden en un 70%.          

Last modified on Thursday, 09 March 2017 20:41

ESTAMOS EN FACEBOOK

Cultura

5 mujeres clave de la revolución rusa

22-03-2017

Las mujeres que participaron en la revolución rusa desempeñaron un...

5 mujeres clave de la revolución rusa

Convocatorias

Gervasio

Ancla

27-03-2017

Ancla

Biocombustible

25-03-2017

Biocombustible

Camino

24-03-2017

Camino

Diario La Juventud