A+ A A-

Hacia el centenario de Octubre: debates teóricos necesarios (I)

Rate this item
(0 votes)

Gonzalo Abella

En el siglo XIX, Marx descubrió la dinámica general de la evolución de la Humanidad. Sólo los seres humanos pueden reorganizar su sociedad conscientemente, para bien o para mal, y en esos cambios sólo pueden llegar hasta donde el desarrollo de las Fuerzas Productivas se los permita. El desarrollo de las Fuerzas Productivas hace obsoletas determinadas Relaciones de Producción y entonces aparece la posibilidad y la necesidad de un nuevo Modo de Producción. El Estado, reprimiendo y estimulando, se encarga de consolidar las normas para ello.

Desde este marco teórico Marx describe en occidente cuatro Formaciones Socioeconómicas sucesivas: el Comunismo primitivo, la Esclavitud, el Feudalismo y el Capitalismo. Pero advierte que en Asia, al menos, puede haber otras formaciones socio económicas. Marx había estudiado muy bien a Europa  y USA, pero sólo por fuentes indirectas y sesgadas al resto del mundo.   

Hace 100 años Lenin, para ser consecuente seguidor de Marx, tuvo que estudiar las particularidades del inmenso imperio donde vivía; por eso su primer libro fue “El desarrollo del capitalismo en Rusia”

En nuestra tierra, por 10 000 años, el Modo de Producción dominante fue el Comunismo primitivo, que yo prefiero llamar “Comunismo originario”. Luego fuimos un territorio periférico del colonialismo español en disputa con el portugués. En ambos estados monárquicos se desarrollaba el capitalismo mercantil y usurario en su fase de acumulación originaria, y en el caso español, en un ritmo mucho más lento que el de Inglaterra y el del propio Portugal. 

La introducción de la ganadería europea en nuestras praderas trajo un fenómeno socio económico y cultural inesperado.  El ganado no podía ser controlado, pues el alambrado de los campos  llegó siglos después, ya en tiempos de José Pedro Varela. La ganadería montaraz generó una riqueza en cuero y sebo muy apetecida en la Europa más pujante, y en el campo oriental-entrerriano  (y en la pampa) vio nacer una sociedad de bienestar y equidad, sociedad que integraron pueblos originarios “agauchados”, esclavizados prófugos (hombres y mujeres), aventureros europeos y criollos pobres.

El  Mundo Gaucho, desobedeciendo  la ley colonial, creó un “colectivismo difuso” social basado en un Modo  de Producción muy peculiar. Con elementos de Comunismo originario, se vinculó al mercado capitalista más desarrollado a través del “contrabando”, y lo hizo como un grupo de productores independientes que abastecían una materia prima ya semi- elaborada por el sacrificio masivo de animales, el desguace, el estaqueado,  el acopio y el transporte.  El uso del cuero se incrementaba en Europa, era un artículo de primera necesidad para el voraz desarrollo capitalista, y se empleaba en múltiples usos, desde  los calzados de los inmensos ejércitos hasta las poleas de las máquinas a tracción animal o hidráulica. En el valor de cambio de esas mercancías estaba incorporado el trabajo pretérito ya efectuado en la Gauchería.

La Formación Socioeconómica del Mundo Gaucho generó su propia literatura, su música, su artesanía, sus códigos, su religiosidad popular sincrética.

Todo esto quiso ser barrido por el Estado de 1830, pero muchas prácticas culturales y códigos éticos pervivieron en nueva fusión con la cosmovisión de los inmigrantes obreros y campesinos.

El desarrollo del capitalismo por acá (capitalismo dependiente y sometido), el que queremos superar, tiene su prehistoria, y el estudio de ésta merece el debate más atento.

   

 

ESTAMOS EN FACEBOOK

Cultura

5 mujeres clave de la revolución rusa

22-03-2017

Las mujeres que participaron en la revolución rusa desempeñaron un...

5 mujeres clave de la revolución rusa

Convocatorias

Gervasio

Aniversario

23-03-2017

Aniversario

marchen

22-03-2017

marchen

Inversores

21-03-2017

Inversores

Diario La Juventud